caif

UN SUEÑO CUMPLIDO

En la localidad de Conchillas viven más de 50 niños de entre 0 y 3 años de edad que hasta hace poco no tenían opciones de educación preescolar en la zona. Hace tres años, un grupo de vecinas empezó una Asociación Civil, la cual llamaron “Las ardillitas del maestro”, para impulsar un centro CAIF en Conchillas y atender a esta necesidad de la comunidad. Ángeles Aguilar, Marcela Beltrame y Virginia Pagés son algunas de las integrantes de la asociación. Las visitamos tres días después de inaugurar el CAIF y nos contaron acerca de las claves del éxito de este proyecto que se había propuesto tantas veces en el pueblo y que finalmente es una realidad.

Hoy en día, el CAIF de Conchillas funciona en lo que antiguamente era la casa de la partera del pueblo, donde nacían todos los niños de la localidad. Perseverancia, trabajo en equipo y un poco de suerte fueron algunos de los ingredientes clave para alcanzar este sueño. Compartimos con ustedes los testimonios de algunas de sus impulsoras.

Marcela

"La idea de crear “Las ardillitas del maestro” surgió de manera informal en un cumpleaños. Una de las chicas de la comisión, Leticia Repetto, planteó que tenía esta idea y ahí mismo empezamos..."

Virginia

“Nosotras empezamos por investigar qué era un CAIF y cómo funcionaba, además de buscar un lugar para hacerlo. Después empezamos a ir a reuniones en Montevideo. Me acuerdo que en la primera reunión con Plan CAIF..."